Faltaba poco para llegar a la meta en Central Park, New York