Dicen que los cruceristas Dios los cría y ellos solos se juntan.