El rincón de Mila

Mila, a la derecha, con su ayudante Xasmina, reconociendo a Lunita antes de inyectarle la vacuna antirrábica.

Consideraciones en la alimentación de tu mascota

Los recipientes de acero inoxidable son duraderos y no se oxidan, siendo más higiénicos que los de plástico. El agua siempre tiene que estar a libre disposición y el alimento, administrarse tantas tomas como sea recomendable para su edad.

Si su mascota hubiera sido destetado antes del mes de edad, usaremos leches maternizadas comerciales, ya que la leche de vaca puede producirles problemas digestivos (diarreas), a pesar que se disuelva con agua.

Entre las 4 y 12 semanas de edad, el sistema inmunitario de su mascota atraviesa un período crucial, ya que la inmunidad transmitida por su madre a través de la primera leche (calostro) disminuye gradualmente mientras que las propias defensas del cachorro aún no son óptimas.

Durante el período de crecimiento, el nivel de energía que su mascota necesita es mucha más importante que el de un perro adulto, aunque su ración debe de ser controlada estrictamente para evitar el riesgo de obesidad y posibles problemas articulares causados por el sobrepeso.

Se debe usar pienso de cachorro hasta el año de edad. La alimentación casera no suele ser lo suficientemente completa. Una vez finalizada la etapa de crecimiento, se debe cambiar la alimentación a pienso adulto, NO CAMBIAR DE FORMA BRUSCA SU ALIMENTACIÓN. Se realiza de forma gradual durante un período mínimo de 7 días, para evitar el riesgo de sufrir trastornos digestivos o diarreas.

Menor de un mes 6-8 tomas

De 1-2 meses 4-6 tomas

De 2-5 meses 2-4 tomas

A partir de 5 meses 2 tomas al día

NUNCA permitiremos hacer ejercicio a su mascota tras comer o beber grandes cantidades, ya que podría padecer el Síndrome de Dilatación-Torsión Gástrica, enfermedad que sólo tiene solución antes de las primeras cuatro horas de su desarrollo y su solución es quirúrgica. El animal trata de vomitar y no puede, su estómago se llena de aire al no dejar pasar el alimento.

ALIMENTOS TÓXICOS PARA LAS MASCOTAS

¿Tienes una mascota glotona? Aquí te presento la lista de los alimentos que son perjudiciales para él.

1. Chocolate: Es altamente toxico. Contiene teobromina la cual provoca aceleración del ritmo cardiaco, diarrea, vomito, fallos sistémicos, coma y muerte. El gato tarda mucho tiempo en desechar la teobromina por lo tanto, si el gatito consume diario de esta va a haber un punto en el cual acumule la cantidad toxica que provoca problemas. El chocolate negro es el que más teobromina tiene.

2. Leche: La leche es mal digerida por los gatitos. Puede provocar diarrea, vómito y otro tipo de problemas digestivos.

3. Huesos y espinas: las astillas que se producen de los huesos y las espinas pueden provocar desgarros y obstrucciones esofágicas o intestinales.

4. Carne asada y embutidos: La carne contiene cierta concentración de sal que es mayor a la que el gatito puede soportar. Puede provocar hipertensión y problemas sistémicos.

5. Alcohol: Provoca una gran toxicidad en el gato generando incontinencia urinaria y otros problemas de salud. El alcohol puede provocar la muerte del pequeño.

6. Cebolla, puerro y ajo: Son altamente tóxicos. Contienen una sustancia que destruye los glóbulos rojos de la sangre y provoca anemia hemolítica.

7. Aguacate: contiene mucha grasa. Puede provocar pancreatitis y problemas estomacales serios.

8. Cafeína: Acelera el ritmo cardiaco y puede ser fatal para el gato.

9. Atún para consumo humano: Realmente no es toxico. Lo que sucede es que carece de taurina, un aminoácido esencial para el funcionamiento del corazón, vista y otros órganos. Si lo consume como alimento base no estará recibiendo este aminoácido y puede causarle problemas. Existen atunes especiales para gato que han sido adicionados con taurina.

10. Pasas y uvas: Provocan fallos renales.

11. Productos azucarados: Son perjudiciales para la salud.

12. Frutos secos: Provocan fallos renales, vómitos, diarreas y problemas digestivos.

13. Pescado crudo: Contiene una enzima que ocasiona deficiencia de vitamina B en el organismo.

Las dos adorables mascotas de Mila que, al igual que su dueña, son un encanto.